FANDOM


CAPÍTULO DÉCIMO PRIMERO: La vendetta di MajoraEditar

Majora... Aquel demonio sin amigos ni seres que le apreciaran... Una existencia tan triste, no se había solucionado como debía... En cambio, se le había recluído, y ahora estaba fuera de control... Ni Igos du Ikana, ni Keeta, ni la mismísima Fiera Deidad podrían ocultarla para siempre... Un descendiente de esta línea estaba recién surgiendo, y ahora, dominaba las artes necesarias para reclamar lo que "De iure" era suyo... 

-Vendedor de Máscaras: ¡Oh, cuatro gigantes, deidades guardianas de esta tierra! -Vociferó, mientras alzaba sus brazos al cielo- ¡En aquel círculo... Hagan aparecer aquello que mis ancestros protegieron en los Infiernos, y que luego, hicieron emerger a esta tierra!

-???: Es muy arriesgado... No puedo confiártela así como así... -Se oyó una fuerte voz desde los cielos-

-Vendedor de Máscaras: ¡Por favor, se los suplico! Es cuestión de tiempo para que alguien la robe... Conmigo estará a salvo, es mi destino protegerla...

-???: Te estuve formando toda tu vida para este día... ¿Crees que realmente ha llegado, pues, tal día?

-Vendedor de Máscaras: Sí... Estoy más que seguro y preparado... No le tengo miedo, puedo dominar sus artes... Puedo dirigir este mundo con ella, acabar con los males de mi pueblo... -Dijo, al tiempo que se arrodillaba-

-???: En tal caso... Estás preparado para afrontar con la más grande responsabilidad de todas; Usar un demonio por el bien de Términa...

-Vendedor de Máscaras: ¡No te fallaré, voy a cumplir con mi destino! -Gritó, feliz-

-???: Que así sea... O si no, los Cuatro Gigantes tomarán las medidas pertinentes...

-Vendedor de Máscaras: ¡Haré todo por el bien de Términa, mi gran Diosa del Tiempo! 

El Vendedor de Máscaras, sin miedo, alzó sus manos hacia los cielos. Miró fijamente la luna, su deidad protectora, que ahora se encontraba justo sobre él. En el círculo de poder, realizó un conjuro que solo él y su arcaica tribu conocían...

-Vendedor de Máscaras: "Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi condimentum molestie diam vel interdum. Vivamus nec metus eu est semper dapibus at nec eros. Mauris et massa tincidunt, imperdiet ex vitae, luctus enim. Aliquam erat mauris, finibus dictum libero ut, consequat sagittis sapien. Sed bibendum semper ipsum eu ornare. Cras posuere imperdiet sodales. Mauris blandit ultrices sem vel interdum. Vestibulum cursus, orci eu condimentum tincidunt, nunc sapien gravida magna, eget interdum neque nulla et neque. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Praesent at tristique justo. Aenean a felis at tellus malesuada vehicula eu ut diam. Majora ... Excita, Majora, et parere vestris quis a domino fata... ¡URA!"

El sabio curandero levantó sus manos con fuerza, apagando las cuatro antorchas que había colocado alrededor. Justo frente él, emergió de la tierra la Máscara de Majora... Su poder era más fuerte que nunca, pero había algo que el Vendedor de Máscaras no había prevenido... 

-Vendedor de Máscaras: Ya está... -Dice, mientras la sostiene- Eres más imponente aquí que en mis visiones... Ahora, tú me ayudarás a dirigir Términa. Con tu poder, vamos a velar por este mundo... 

-Máscara de Majora: Tú... Eres igual a él... -Se escuchó, con voz débil-

-Vendedor de Máscaras: No tienes la fuerza para gobernarte a tí misma... Pero yo sí... Jeje... 

-Máscara de Majora: Me vengaré pronto... Ustedes... Me tratan como una reclusa... Abusan de mi poder... No me ven como ser viviente... 

-Vendedor de Máscaras: Es tu destino, jeje... -Dice con una sonrisa, mientras la guarda- Ahora, debo ir a clausurar algunos asuntos en Hyrule... Cuando vuelva, este mundo será salvado por fin... 

Aunque las intenciones del vendedor eran buenas, no conocía las cosas que Majora era capaz de hacer... Era cuestión de tiempo para que ella se librara de sus manos. Y entonces, no habría ser viviente que pudiera dominarla... ¿O sí?

⭐⭐⭐

-Taya: No sé, Skull Kid... Este sitio me dá nervios, y ese hombre parecía ir con prisa... ¿Por qué no lo dejas en paz?

-Skull Kid: Jejeje... Tiene algunas máscaras interesantes -Dijo, al tiempo que revisaba la bolsa del Vendedor-

-Majora: Ven... Tómame... Soy una máscara especial para tí, mi amigo... -Susurró Majora, de forma telepática, al pobre ser-

-Skull Kid: ¿Quién...? -Dijo, sobresaltado-

-Tael: No hay nada allí, dejémosle dormir... -Mencionó, nervioso-

-Skull Kid: Miren... Es magnífica... -Alzaba la Máscara de Majora-

-Taya: No lo sé... No parece muy positiva... 

-Skull Kid: Solo mírala... ¡Es perfecta! Como si ella quisiera que la hubiera encontrado. Es cosa... Del destino, jeje...

-Tael: Vámonos, antes de que ese hombre despierte.

Majora... Había logrado atraer a un ser de débil corazón hacia ella... No era un simple usuario, era el títere que utilizaría para ejecutar su venganza... Era cuestión de tiempo para que vengara todo lo que le habían hecho en tantos años. Con un ser así, casi nada podría detenerle... Casi nada, pero sí había alguien que podía hacerlo... 

-Vendedor de Máscaras: Te has encontrado con un terrible destino, ¿Verdad?