FANDOM


TLoS Cap.11

Cremia fue corriendo hacia Romani y la abrazó muy fuerte.

Cremia (llorando): Te he echado mucho de menos, Romani.

Romani: Yo también, hermana.

Cremia: ¿Ese malnacido te ha hecho algo?

Romani: No, estoy perfectamente.

Cremia (secándose las lágrimas): Me alegro.

Sergio: No me fue fácil salvarla. Los monstruos que había en ese templo eran bastante fuertes.

Cremia(abrazando a Sergio): Sergio, de verdad, no sé cómo agradecerte lo que has hecho.

Sergio: No te preocupes, con un simple ``gracias´´ me basta.

Cremia (mirando a Sherlyn): Por cierto, ¿quién es ella?

Sherlyn: Soy Sherlyn, la compañera de Sergio. Encantada de conocerla.

Cremia: Lo mismo digo.

Romani: Hermana, ¿qué hace aquí la señorita Anju?

Anju: He estado ayudando a tu hermana el tiempo que has estado fuera.

Romani: ¿Pero usted no trabaja en la posada?

Anju: Si, pero he aprovechado mis ratos libres para venir a ayudarla.

Sergio: He salvado a tu hermana, pero no creas que con eso se acaba todo.

Cremia: ¿Qué quieres decir?

Sergio: Un destino terrible está a punto de sacudir Términa entera y según me han dicho, yo soy el único que puede evitarlo.

Sherlyn: Sintiéndolo mucho no os podemos contar nada, esta aventura nuesta es altamente secreta.

Sergio: Partiremos mañana, está oscureciendo.

Cremia: ¿Por qué no os quedáis a dormir aquí y os vais mañana?

Sergio: Está bien.

Sherlyn: Por mí vale.

Cuando se hizo de noche Anju volvió a la posada. Sergio y Romani se metieron en la cama y se durmieron.Un rato después Romani intentó despertarle.

Romani (en voz baja): Sergio, ¿estás despierto?

Sergio (en voz baja): Si, ahora mismo gracias a ti. ¿Qué pasa?

Romani: Es que no puedo dormir. ¿Te apetece hablar de algo?

Sergio: Ahora que lo dices, sí. Siento mucho no poder ayudaros a ti y a Cremia en el rancho, pero es mi destino y no puedo huir de él.

Romani: No pasa nada, lo entiendo. Tú haz lo que tengas que hacer.

Sergio: Gracias, Romani.

Romani: No hay de qué. Oye, ¿cómo venciste a Dark Sergio? Seguro que le ibas ganando desde el principio, ¿verdad?

Sergio: No te creas. De hecho, si le gané fue gracias a un objeto. Aún me falta mucho para ponerme a su altura.

Romani: Ánimo, seguro que lo acabarás consiguiendo :)

Sergio: Gracias.

Sherlyn: ¡A dormir, que no son horas de estar cotorreando!

Sergio: Mejor que nos durmamos, no sea que se ponga histérica. Buenas noches.

Romani (riendo): Buenas noches.

Mientras tanto, en otro lugar...

Nelly: Lo tuyo es increíble, ese chico te da un espadazo y te vas con el rabo entre las piernas. Hemos quedado como unos gallinas, ¿lo sabías?

Dark Sergio: Tranquilízate Nelly, dramatizas demasiado.

Nelly: ¿Que me tranquilice? ¿Para eso luchaste contra ese chico? Dime, ¿cuál era el objetivo real de la pelea?

Dark Sergio: Lo único que quería era comprobar si ese chico era una amenaza para mis planes, y por lo visto parece ser que sí.

Nelly: ¿Y entonces qué hacemos?

Dark Sergio: Vamos a llevar a cabo nuestros planes a escondidas de ese chico. No daremos la cara por un tiempo.

Nelly: Me parece buena idea.

Al día siguiente...

Sergio: Bueno, me tengo que ir ya.

Cremia: Por favor, ten mucho cuidado. Ya tuve bastante con perder a papá y con el secuestro de mi hermana.

Sergio: Tranquila, estaré bien.

Sherlyn: Yo cuidaré de él, no se preocupe.

Cremia: Muchas gracias Sherlyn, eres muy amable.

Romani: Adiós hermano, no te olvides de venir a vernos alguna vez.

Sergio: Vendré a veros cuando pueda. Adiós, hermanas.

Cremia y Romani: ¡Adiós, mucha suerte!

Cuando Sergio y Sherlyn estaban en el Camino Lácteo se encontraron con Anju.

Sergio: Buenos días Anju. ¿Vas a ayudar al rancho?

Anju: Por supuesto, aunque ya esté Romani voy a seguir viniendo a ayudar.

Sergio: Me parece bien, al fin y al cabo seis manos trabajan mejor que cuatro.

Anju: Gracias Sergio. Hasta otra, que tengas suerte.

Sergio: Gracias, hasta otra.

Mientras Sergio y Sherlyn se dirigían a las Montañas Nevadas...

Sergio: Siento haberte despertado anoche, es que Romani no podía dormir y me pidió hablar de algo.

Sherlyn: Te pido que tú también me perdones, odio que me despierten a esas horas aunque sea sin querer.

Sergio: No pasa nada. Por cierto, ¿qué tal te ha caído mi familia?

Sherlyn: La verdad es que bastante bien, Cremia sobre todo. Son muy amables.

Sergio: Me alegro. ¿Tú tienes familia?

Sherlyn: No, y la verdad es que me gustaría tanto tener una...

Sergio: Tranquila, seguro que la encuentras.

Sherlyn: Gracias por los ánimos.

Sergio (pensando): Ojalá pudieras quedarte con nosotros.

Cuando Sergio y Sherlyn llegaron al acceso a las Montañas Nevadas...

Continuará...