FANDOM


TLoS Cap.20

Sergio y Sherlyn fueron al Lavadero.

Sherlyn: Esa debe de ser la casa.

Sergio: Vamos a llamar a ver.

Sherlyn: Espera, déjame tocar la campana.

Sherlyn tocó la campana, pero no abrió nadie.

Sherlyn: Nada, no nos abre.

Sergio: Vamos a intentarlo otra vez.

Sherlyn: Está bien.

Sherlyn volvió a tocar la campana, pero no abrió nadie.

Sherlyn: Oye, ¿y si a lo mejor esa chica está...?

Sergio: No, no lo creo. ¿Cómo podríamos entrar?

Sherlyn: No lo sé.

De repente Sergio miró al río y vio una llave.

Sergio: Sherlyn, mira eso.

Sherlyn: ¿Qué hace una llave en el río?

Sergio: Ni idea, pero voy a cogerla.

Sherlyn: ¿Crees que con ella podremos entrar en la casa?

Sergio: Es probable.

Sergio bajó al río, cogió la llave y fue a la puerta de la casa.

Sergio: Vamos a ver si sirve.

Sergio metió la llave en la cerradura, la giró y abrió la puerta.

Sergio: ¿Esta llave es de aquí? Qué raro...

Sergio y Sherlyn entraron a la casa y Sergio cerró la puerta.

Sergio: ¿Hola? ¿Hay alguien aquí?

Sergio y Sherlyn avanzaron y se encontraron con una Sombra.

Sherlyn: ¡Mira, una Sombra!

Sergio se quedó mirando a la Sombra sin hacer nada.

Sherlyn: ¿Por qué no atacas? Es un enemigo, tenemos que derrotarlo.

Sergio: No es como las otras, si quisiera atacarnos ya lo habría hecho.

Sherlyn: Mmmm, en eso tienes razón. ¿Por qué no nos ha atacado?

???: Porque no soy enemiga.

Sherlyn: ¡Pero si habla y todo!

???: Veréis, en realidad no soy un enemigo, lo que pasa es que tengo este aspecto por culpa de un hechizo.

Sergio: ¿Un hechizo?

???: Si. Yo era una ciudadana normal, como otra cualquiera, hasta que fui hechizada por un encapuchado de marrón con un hada gris.

Sergio: ¿Un encapuchado con un hada gris?

???: Así es. Un día volvía a casa después de visitar a una amiga y me lo encontré dentro. Intenté huir, pero finalmente el hechizo me alcanzó y me quedé así.

Sherlyn: Discúlpanos un momemto.

Sergio y Sherlyn se giraron y hablaron entre ellos.

Sherlyn: ¿Crees que ha podido ser él?

Sergio: Tiene toda la pinta, desde luego.

???: ¿Qué pasa? ¿Le conocéis?

Sergio: Más bien es que tenemos una ligera idea de quién ha podido hacerlo, pero no estamos del todo seguros. Por cierto, ¿cómo te llamas?

???: Perdona, qué maleducada soy. Me llamo Sisley, encantada de conocerte.

Sergio: Igualmente, nosotros somos Sergio y Sherlyn.

Sherlyn: ¿Por qué estaba la llave de la casa tirada en el río?

Sisley: La cogió el encapuchado y la tiró, pero la verdad es que no sé para qué.

Sergio: No te preocupes, Sisley. No sé cómo, pero lograré anular ese hechizo.

Sisley: ¿De verdad? ¿Harías eso por mí?

Sergio: Pues claro que sí :)

Sherlyn: De hecho, una amiga mía fue hechizada y nos hemos embarcado en una aventura para salvarla. Es todo lo que te puedo contar.

Sisley: Muchas gracias. Y por favor, no le digáis a nadie nada de esto. No quiero que lo sepa nadie.

Sergio: Tranquila, te guardaremos el secreto.

Sisley: Gracias, hasta otra. Quédate la llave.

Sergio: Hasta otra.

Sergio y Sherlyn salieron de la casa y cerraron la puerta.

Sherlyn: Se me ha ocurrido algo. ¿Y si a lo mejor él tiró la llave a propósito?

Sergio: ¿Y por qué crees que lo haría?

Sherlyn: No sé, es como si quisiera que le pilláramos.

Sergio: En tal caso tendremos que estar alerta.

Sherlyn: Bueno, ¿y qué vamos a hacer ahora?

Sergio: Voy a irme fuera a practicar el Ataque Circular para reforzarlo.

Sherlyn: Buena idea.

Sergio y Sherlyn salieron del Lavadero y éste estuvo practicando el Ataque Circular hasta la tarde. Entonces Sergio compró una Poción Roja y después ganó 100 rupias haciendo trabajos. Cuando llegó la noche ambos estaban en su habitación de la posada.

Sergio: ¿Sherlyn, estás bien?

Sherlyn: No puedo quitarme de la cabeza lo de Sisley. ¿Realmente crees que podremos anular su hechizo?

Sergio: Por supuesto, algún modo habrá. Tú no te angusties.

Sherlyn (en voz baja): Cambiando de tema, ¿cómo vamos a afrontar la siguiente zona? El Dios de las Montañas dijo que los enemigos eran más fuertes que los que hemos visto hasta ahora.

Sergio (en voz baja): La verdad es que he notado una cierta mejoría en el Ataque Circular, pero no sé si será suficiente.

Sherlyn (en voz baja): Es cierto, pero tú no eres ni de lejos el chico que conocí por casualidad en el Camino Lácteo. Has mejorado bastante.

Sergio (en voz baja): ¿Tú crees?

Sherlyn (en voz baja): Por supuesto. Todavía te falta, pero has progresado bastante como guerrero.

Sergio: Eso también es verdad. Voy a dormir, a ver si mañana lo veo todo más claro. Buenas noches.

Sherlyn: Buenas noches. Y gracias por enseñarme la ciudad.

Sergio: No hay de qué.

Al día siguiente...

Continuará...