FANDOM


TLoS Cap.39

???: Vaya vaya, pero si es ese chaval amigo de los dioses. Eres un poco temerario vieniendo aquí, ¿no crees?

Sergio: ¡Da la cara!

De repente apareció Hades entre el humo.

Sergio: De modo que tú eres Hades, el Señor de los Muertos...

Hades: Pues si, soy yo. El mismo que ha estado controlando tus movimientos desde que llegaste al palacio.

Sherlyn: Claro, ahora entiendo por qué aparecieron aquellas Neosombras en la entrada del palacio.

Sergio: Espera. ¿Tú controlas a esos seres?

Hades: Si, me los prestó un encapuchado de marrón. A saber qué estará haciendo ahora.

Sergio: Un encapuchado de marrón... ¡No puede ser!

Sergio y Sherlyn se pusieron a cuchichear entre ellos.

Sergio: ¿Ese encapuchado ha estado aquí?

Sherlyn: Al parecer sí.

Sergio: Qué raro, es como si se anticipara a nuestros movimientos.

Sherlyn: Lo que yo no entiendo es para qué le ha prestado a Hades esos seres oscuros. Podría haberlo hecho él mismo.

Hades: Me los ha prestado para poder derrotar a esos dioses de pacotilla y así poder conquistar las Tierras Celestiales.

Sergio: ¿Y para qué quieres ese sitio, si ya tienes el tuyo propio?

Hades: Pues porque... Espera un segundo. ¿Y por qué tengo que decírtelo, mocoso? ¿A ti que más te da?

De repente Hades se rodeó de fuego.

Sergio (sacando la espada): Bueno, sean cuales sean tus motivos, no pienso permitir que te hagas con las Tierras Celestiales.

Hades: ¿De veras lo crees?

Sergio se acercó a Hades y le intentó dar un espadazo, pero no le hizo daño. Entonces el dios intentó darle un puñetazo de fuego, pero Sergio se protegió con el escudo. Acto seguido se volvió a acercar a Hades y le intentó pegar un espadazo otra vez, pero no le hizo daño. Sin embargo, logró protegerse de otro puñetazo de fuego de Hades.

Hades: ¡Jajajajajajajajaja!

Sergio: ¿Qué pasa? ¿Por qué no consigo hacerle daño?

Sherlyn: Cuando el fuego de su cabeza es de color naranja es invulnerable a cualquier ataque tuyo. Sin embargo, si logras que se vuelva de color azul podrás hacerle daño.

Hades: Toma esto, chaval.

Hades creó una bola de fuego y se la lanzó a Sergio, pero éste logró esquivarla rodando a la derecha. Entonces se levantó y le intentó atacar, pero chasqueó los dedos, desapareció entre humo y apareció en otra esquina.

Hades: ¿Eso es todo lo que un mortal como tú sabe hacer?

Sergio: Por supuesto que no.

Hades: Bueno, será mejor ir acabando con esto cuanto antes.

Mientras Hades formaba una bola de fuego...

Sergio (pensando): ¡Ya sé!

Hades lanzó la bola de fuego a Sergio, pero éste la esquivó rodando a la izquierda, y mientras Hades creaba otra bola de fuego Sergio sacó su arco.

Sergio: ¡Trágate esto!

Sergio lanzó la Flecha de Luz a la bola de fuego, ésta explotó dejando un resplandor de luz y la llama de la cabeza de Hades se volvió de color azul, cayendo derribado.

Sergio: Ahora sí.

Sergio se acercó a Hades y le dio seis espadazos, pero éste se levantó y se rodeó de fuego, por lo que Sergio saltó hacia atrás.

Hades: No está mal, chico.

Hades se acercó a Sergio e intentó darle puñetazos de fuego, pero se protegió con el escudo. Acto seguido el dios creó una bola de fuego y se la lanzó, pero la esquivó y mientras Hades creaba otra lanzó la Flecha de Luz, la bola explotó dejando un resplandor de luz y la llama de la cabeza de Hades se volvió de color azul, cayendo derribado. Entonces Sergio le dio seis espadazos.

Hades: Se acabaron los jueguecitos. Es hora de ponerse en serio.

Hades dio varios puñetazos de fuego a Sergio, haciéndole bastante daño.

Sherlyn: ¡Oh no! ¿Te encuentras bien?

Hades: Hasta nunca, chaval.

Hades creó una bola de fuego, pero a pesar del dolor que tenía, Sergio cogió el arco, disparó con la Flecha de Luz a la bola, ésta exploto dejando un resplandor de luz y la llama de la cabeza de Hades se volvió de color azul, cayendo derribado. Entonces Sergio bebió una poción roja y recuperó sus fuerzas.

Hades: ¿Cómo?

Sergio le dio seis espadazos y se levantó.

Hades: Muy bien chaval, a ver qué te parece esto.

Hades creó una gran bola de fuego de la cual salían pequeñas llamas que iban a por Sergio, pero logró esquivarlas. El dios intentó darle puñetazos de fuego, pero Sergio pudo bloquearlos a tiempo. Acto seguido volvieron a salir llamas de la bola y Sergio volvió a esquivarlas, a la vez que volvió a bloquear los puñetazos de Hades.

Hades: ¡Jajajajajajaja! ¿Y ahora qué harás, chaval?

Sergio se quedó mirando la gran bola de fuego.

Sergio: Esto.

Sergio sacó el arco, disparó a la bola de fuego con la Flecha de Hielo. Entonces la bola se congeló, cayó al suelo y se rompió.

Hades: ¡¿Qué?!

Hades creó una bola de fuego y se la lanzó a Sergio, pero éste la esquivo. Mientras el dios creaba una bola de fuego lanzó la Flecha de Luz, explotó dejando un resplandor de luz y la llama de la cabeza de Hades se volvió de color azul, aunque esta vez no le derribó. De hecho cuando fue a atacarle desapareció entre humo y volvió a aparecer en otra esquina.

Sergio: Rayos...

Sergio intentó atacarle dos veces, pero las dos veces se teleportó. Sin embargo, a la tercera logró darle seis espadazos, pero se apartó porque Hades se rodeó de fuego.

Sherlyn: ¡Muy bien Sergio, sigue así!

Hades creó otra gran bola de fuego que soltaba llamas pequeñas, pero Sergio las esquivó, la congeló con la Flecha de Hielo y cayó al suelo rompiéndose. Acto seguido del dios intentó crear una bola de fuego, pero Sergio lanzó la Flecha de Luz, la bola explotó dejando un resplandor de luz y la llama de la cabeza de Hades se volvió de color azul. Hades intentó teleportarse, pero Sergio le dio seis espadazos. Sin embargo, Hades se rodeó de fuego y se apartó.

Hades: ¡No! ¡No puedo caer ante un simple mortal!

Hades creó una bola de fuego aún más grande que soltaba llamas. Sergio intentó congelarla, pero no pudo.

Sergio: ¿Eh? ¿Por qué no he podido congelarla?

Sergio esquivó una llama y Hades intentó pegarle puñetazos de fuego, pero logró bloquearlos. Mientras Hades estaba creando una bola de fuego...

Sergio: Es hora de acabar con esto.

Sergio lanzó la Flecha de Luz, la bola explotó dejando un resplandor de luz y la llama de la cabeza de Hades se volvió de color azul. El dios se teleportó dos veces, pero a la tercera le dio seis espadazos y logró derrotarle. Sin embargo...

Hades: Esto no acaba aquí, chaval.

Hades chasqueó los dedos y abrió la puerta al Río Estigia. Volvió a chasquearlos y se teleportó hasta el extremo de ese sitio. Entonces Sergio salió corriendo hacia allí.

Sherlyn: ¡Espera! ¿Adónde vas?

Sergio intentó dar a Hades con la Espada de los Dioses, pero éste le esquivó yendo hacia atrás. Sin embargo terminó cayéndose en el Río Estigia.

Hades: ¡Volveréeeeeeeeeeeeeeeeeee!

Entonces la puerta del Río Estigia empezó a cerrarse.

Sherlyn: ¡Sal de ahí Sergio, la puerta se está cerrando! ¡Deprisa!

Sergio dio una voltereta y logró salir a tiempo. Entonces apareció un portal blanco.

Sherlyn: Eres consciente de que al ser un dios no puede morir, ¿verdad?

Sergio: Lo sé, pero al menos no molestará durante un tiempo.

Sherlyn: Mira, en eso llevas razón.

Sergio y Sherlyn cruzaron el portal blanco y llegaron a la Plataforma Sagrada.

Continuará...