FANDOM


TLoS2 Cap.4

Sergio y Nelly fueron a un bazar que había en la villa. Allí vieron a un encapuchado tras el mostrador.

???: Buenas tardes chico. ¿En que puedo ayudarte?

Sergio señaló un escudo azul con el símbolo de la Trifuerza y un pájaro rojo.

Sergio: Deme ese escudo, por favor.

???: ¿Ese? Es demasiado grande para ti.

Sergio: Lo sé, pero aun así lo quiero.

???: Ahora que lo pienso, ¿tú no serás por casualidad el héroe de Términa?

Sergio: ¿Cómo lo ha sabido?

???: Desde hace seis meses existe una leyenda que dice que un niño con una túnica púrpura y una cicatriz en el ojo izquierdo salvó a Términa de la oscuridad.

Sergio: Claro, ya decía yo.

Nelly: Perdone, ¿cuánto vale el escudo?

???: Normalmente vale 100 rupias, pero por ser quien es se lo dejaré a mitad de precio.

Sergio: Está bien.

Sergio le pagó 50 rupias al anciano y éste le dio el escudo.

Sergio: Gracias, adiós.

???: Gracias a ti, chico.

Cuando Sergio y Nelly se fueron...

???: Ojalá logres salvar también Hyrule. Estoy contigo, chico.

Fuera de la tienda...

Sergio: Bien, ya tenemos el escudo. Ahora vamos a por la espada.

Nelly: Zelda dijo que estaba en el Templo del Tiempo.

Sergio: Pues estamos tardando.

Sergio y Nelly se fueron hacia la Ciudadela de Hyrule. Tuvieron que derrotar a algunas criaturas blancas, pero llegaron.

Sergio: ¿Es en esa especie de iglesia?

Nelly: Así es.

Sergio tuvo que derrotar a dos criaturas blancas que se interpusieron en su camino y llegó al Templo del Tiempo.

Sergio: Es enorme...

Nelly: Vamos.

Sergio y Nelly fueron hacia unas puertas que tenían encima el símbolo de la Trifuerza.

Sergio: ¿Cómo abro esto?

Nelly: Tienes que dar tres flechazos de luz a la Trifuerza, uno por cada parte.

Sergio disparó con la Flecha de Luz a las tres partes de la Trifuerza y las puertas se abrieron. Al fondo estaba la Espada Maestra clavada en un pedestal.

Nelly: Ahí la tienes, es la Espada Maestra.

Sergio: Había oído muchas historias acerca de ella. Jamás pensé que la tendría delante de mis ojos.

Nelly: ¿A qué esperas? Cógela.

Sergio se hizo adulto y cogió la Espada Maestra. En ella se formó un rayo de luz.

Nelly: Bien, y ahora volvamos a Kakariko.

Sergio guardó la Espada Maestra en su espalda y volvió a la normalidad. Él y Nelly salieron, derrotaron a las criaturas blancas que se les cruzaron y llegaron a la villa Kakariko.

Sergio: Ya tenemos la espada y el escudo.

Zelda: Bien. Déjame los dos escudos que tienes.

Zelda estiró los brazos hacia delante y de ellos salió un rayo de luz que dio a los escudos.

Zelda: Coge uno de ellos y verás lo que pasa.

Sergio cogió el Escudo de Términa. Entonces éste se elevó un poco y se convirtió en otra Espada Dorada.

Nelly: ¡Guay, dos espadas!

Sergio: Igual que mi doble oscuro hace seis meses.

FLASHBACK

Dark Sergio sacó su espada y su escudo. Entonces lo elevó un poco y se convirtió en otra espada igual que la que tenía.

FIN DEL FLASHBACK

Zelda: Bien, ahora ya estás preparado para enfrentarte a los Emperadores Oscuros.

Sergio: ¿Qué tengo que hacer?

Zelda: Deberás ir a los templos de las cuatro áreas y derrotar a los tipos que haya en ellos. Cuando lo hagas, coge sus armas.

Nelly: ¿Para qué?

Cloud: Algo nos dice que las necesitaréis para avanzar por su escondite.

Zelda: Una cosa más. Nelly, esto es para ti.

Nelly: ¿El qué?

Zelda estiró los brazos hacia delante y de ellos salió un rayo de luz que dio a Nelly de lleno.

Zelda: Te he transferido todo lo que sé de esas cosas blancas.

Nelly: Gracias.

Zelda: Y con eso ya está todo. Ahora os toca actuar.

Cloud: Mucha suerte, y tened cuidado.

Sergio: Gracias.

Sergio y Nelly salieron de la casa y mientras se dirigían a la Pradera de Hyrule...

Sergio: Bien, ¿por dónde empezamos?

Nelly: Antes de empezar la aventura deberíamos ir al Rancho Lon Lon a por un caballo. Así el camino hacia las áreas no se te haría tan largo.

Sergio: Buena idea. ¿Dónde está ese rancho?

Nelly: Justo en el medio de la pradera.

Sergio: Pues vamos para allá.

Sergio y Nelly salieron de Kakariko y llegaron al Rancho Lon Lon. Cuando entraron oyeron a una chica cantando.

Sergio: ¿Qué es eso?

Nelly: Es la niña que vive en este rancho. Siempre suele cantar esa melodía.

Sergio y Nelly avanzaron y vieron que la chica tenía el pelo naranja y vestía de blanco.

Sergio: ¿Soy yo o esa se parece a mi hermana?

Nelly: Se parece un montón a Romani, pero no es ella.

Sergio y Nelly fueron hacia la chica que se parecía a Romani. Ésta se percató y dejó de cantar.

???: Buenas tardes. ¿Quiénes sois vosotros?

Sergio: Yo soy Sergio y ella es Nelly, mi compañera.

???: Encantada Sergio, mi nombre es Malon.

Sergio: ¿Qué era eso que estabas cantado, Malon?

Malon: Era una canción que me enseñó mi madre cuando era pequeña. La canto porque a los caballos les gusta. Y bien, ¿qué se os ofrece?

Nelly: Pues hemos venido para tomar prestado un caballo.

De repente Malon se puso seria.

Sergio: ¿Ocurre algo?

Malon: Ahora que lo pienso, ¿vosotros sois de por aquí? No recuerdo haberos visto antes.

Sergio: Pues la verdad es que yo no.

Nelly: Yo sí soy de Hyrule, pero me fui un tiempo.

Malon: Bueno, es igual.¿Y para qué queréis un caballo?

Sergio: Tenemos cosas que hacer aquí y lo necesitamos para poder desplazarnos más rápido por la pradera.

Malon: Está bien, pero eso mejor háblalo con mi padre.

De repente llegó el padre de Malon.

Padre de Malon: Hola, hija. ¿Quién es este chico?

Malon: Se llama Sergio, y su hada se llama Nelly. Me han pedido que les preste un caballo.

Sergio: Tenemos que hacer cosas en Hyrule y he pensado que podríamos tomar prestado uno de sus caballos.

De repente un potro de color castaño se acercó a Sergio y éste le acarició.

Nelly: Mira, parece que a ese le has caído bien.

Padre de Malon: ¿Quieres quedarte con ese potro?

Sergio: Por supuesto.

Padre de Malon: Está bien, pero recuerda que sólo te lo prestamos.

Sergio: No se preocupen, cuando termine lo que tengo que hacer aquí se lo devolveré.

Nelly: ¿Y cómo se llama?

Malon: Se llama Tornado.

Sergio: Bueno, muchas gracias, pero nosotros nos vamos yendo ya.

Padre de Malon: Esperad, está anocheciendo. Hyrule de noche es todavía más peligroso que de día. ¿Queréis pasar la noche aquí?

Sergio: ¿De verdad que podemos?

Nelly: De no ser así no lo hubiera dicho.

Sergio: Está bien, nos quedaremos esta noche.

Padre de Malon: Bien, entonces dormirás con mi hija.

Sergio: Vale.

Mientras tanto, en otro lugar...

Roxas: Bien, parece ser que ese chico se dirige a por nosotros. A ver, necesito ideas para pararle.

???: Mandemos muchos enemigos contra él, los suficientes como para que acabe cansado y le derroten.

???: Vayamos todos a la vez a por él y así nos dejamos de líos.

Roxas: Quita quita, eso sería demasiado fácil.

???: ¿Y por qué no revivimos a Dark Sergio? Seguro que tiene ganas de vengarse.

Roxas: No haría eso ni aunque fuera la única opción que tuviéramos.

???: ¿Por qué no?

Roxas: Dark Sergio era un auténtico necio. Creyó que había dominado la oscuridad, pero sin embargo fue la oscuridad quien le dominó a él. Cuando eso sucede, las posibilidades de caer derrotado aumentan considerablemente.

???: A ver qué os parece mi idea. ¿Y si le derrotamos uno por uno?

Roxas: No te entiendo, explícate.

???: Por ejemplo, suponed que ese chico va al Templo de los Kokiri. Entonces yo le tendría que esperar en la sala del jefe para derrotarle.

???: ¡Oye, eso suen bien!

Roxas: Me ha gustado esa idea. Muy bien, eso es lo que haremos.

???: El problema es que aún no sabemos adónde irá ese chico.

Roxas: Paciencia, os garantizo que mañana lo sabremos.

Al día siguiente, en el Rancho Lon Lon...

Continuará...