FANDOM


TLoS2 Cap.41

Sergio, Nelly y todos los habitantes de Hyrule fueron a la Pradera de Hyrule. Allí estaba Roxas riéndose.

Nelly: ¿De qué te ríes?

Roxas: Sois más ilusos de lo que pensaba. ¿De verdad creíais haberme derrotado?

Sergio: ¿Entonces fuiste tú quien derribó el castillo?

Roxas: En efecto. Pretendía sepultaros en los restos del castillo, pero por desgracia lograsteis salir a tiempo.

Cloud: ¡Lo sabía!

Rey de Hyrule: Has causado mucho daño a este reino. Te ordeno que te vayas inmediatamente.

Todos: ¡Eso!

Roxas volvió a reírse.

Roxas: Si de verdad creéis que me voy a ir solo porque me lo pidáis lo lleváis claro, majestad.

Guardiana del Templo Zora: Has derrumbado tu propio castillo y eres el único que queda de los Emperadores Oscuros. No creo que tengas otra opción.

Roxas: Me parece que habéis olvidado algo muy importante.

Roxas cerró el puño de su mano izquierda el fragmento del Poder de la Trifuerza brilló.

Roxas: Aún poseo uno de los fragmentos de la Trifuerza, ¡y mientras lo posea nadie podrá detenerme!

Guardiana del Templo Kokiri: ¡Cuidado, Sergio!

Roxas saltó y usó todo su poder para cubrir una parte de la Pradera de Hyrule con un manto oscuro, llevándose consigo a Sergio, Nelly y los guardianes de los templos.

Chica Kokiri: ¿Pero qué es esto?

Rey de Hyrule: Parece ser que ha cubierto una parte de la pradera con este manto oscuro.

Andrea: ¿Y no hay nada que se pueda hacer?

Zelda: Lo único que podemos hacer es confiar en Sergio.

Andrea: Ojalá lo logre...

Volviendo con Sergio, Nelly y los guardianes...

Sergio: ¿Dónde estamos?

Guardián del Templo Goron: No tengo ni idea.

Se dieron cuenta de que estaban en un vacío con un fragmento de la pradera al fondo.

Guardián del Templo Gerudo: Por lo visto, parece que ha cubierto una parte de la pradera en este manto oscuro. Y también ha destrozado la pradera.

Guardiana del Templo Kokiri: Oye Sergio, ¿cómo es que puedes volar?

Sergio: Es gracias al fragmento de Trifuerza que me corresponde.

Guardiana del Templo Zora: Chicos, mirad detrás de vosotros.

Todos miraron hacia atrás y vieron a Roxas con el siguiente aspecto:

Roxas forma suprema

Roxas: ¡Jajajajajajajajaja! ¡Ahora nadie podrá derrotarme!

De repente se formó una fuerza oscura que empujó a los guardianes y a Sergio. Entonces la Gema Adulta salió del bolsillo de Sergio, cosa que Roxas aprovechó para destruirla con un rayo de luz que salió de una de sus llaves espada, haciendo que Sergio volviese a la normalidad.

Sergio: ¡No, la gema!

Nelly: La ha destruido...

Guardiana del Templo Kokiri: ¡Sergio, ayúdanos!

Sergio: ¿Eh?

Los guardianes fueron arrastrados hacia un portal oscuro que había en el fragmento de la pradera. Sergio intentó ayudarlos, pero una vez fueron metidos los cuatro en el portal, éste desapareció.

Nelly: Oh no, nos hemos quedado solos. ¿Qué vamos a hacer?

Sergio (sacando su espada y su escudo): Luchar contra él. No tenemos otra opción.

Roxas: A ver qué puedes hacer.

Sergio fue volando hacia Roxas. Este cruzó sus espadas y le lanzó rayos, pero los esquivó y le dio seis espadazos. Después Roxas envolvió sus llaves espada en un brillo amarillo y le atacó cuatro veces, pero éste se protegió con el escudo.

Roxas: No está mal, pero esto apenas ha comenzado.

Roxas atacó hacia arriba y en diagonal a Sergio con una de sus espadas e hizo lo mismo con la otra, pero éste se protegió con el escudo. Acto seguido Roxas atacó hacia abajo y en diagonal a Sergio con sus dos espadas, pero éste esquivó el ataque y le dio seis espadazos. Después Sergio se alejó y Roxas le atacó cuatro veces con las llaves espada envueltas en un brillo amarillo, pero éste se protegió con el escudo. Después Roxas atacó a Sergio con rayos, pero éste los esquivó, le dio seis espadazos y se alejó.

Roxas: A ver qué haces contra esto.

Roxas creó con ambas llaves espada una bola de oscuridad gigante que lanzó hacia Sergio, que la esquivó por muy poco.

Sergio: Uf, ha faltado muy poco.

Nelly: No quiero pensar cómo habrías acabado si esa bola te llega a alcanzar.

Sergio: Nada bien, eso tenlo por seguro.

Roxas atacó cuatro veces con las llaves espada envueltas en un brillo amarillo, pero éste se protegió con el escudo. Acto seguido Sergio intentó acercarse a Roxas y éste volvió a hacer el mismo ataque, haciendo que Sergio se fuera hacia atrás. Después Roxas lanzó rayos a Sergio, pero éste los esquivó, le dio seis espadazos a Roxas y se alejó. Acto seguido Roxas atacó hacia arriba y en diagonal a Sergio con una de sus espadas e hizo lo mismo con la otra, pero éste se protegió con el escudo. Acto seguido Roxas atacó hacia abajo y en diagonal a Sergio con sus dos espadas, pero éste esquivó el ataque. Intentó atacar a Roxas, pero éste se protegió con sus llaves espada.

Sergio: ¿Pero qué...?

Roxas atacó a Sergio cuatro veces con las llaves espada envueltas en un brillo amarillo, pero éste se protegió con el escudo.

Sergio: Ahora va a ser más complicado darle.

Nelly: Sí. Tendrás que aprovechar algún descuido suyo, de otro modo no creo que lo logres.

Roxas atacó a Sergio con rayos, pero éste los esquivó e intentó atacar a Roxas, quien se protegió con sus llaves espada. Después Sergio se alejó y Roxas atacó hacia arriba y en diagonal a Sergio con una de sus espadas e hizo lo mismo con la otra, pero éste se protegió con el escudo. Acto seguido Roxas atacó hacia abajo y en diagonal a Sergio con sus dos espadas, pero éste esquivó el ataque. Intentó atacar a Roxas, pero éste se protegió con sus llaves espada. Después Roxas atacó a Sergio cuatro veces con las llaves espada envueltas en un brillo amarillo, pero éste se protegió con el escudo.

Sergio: Nada, no hay manera.

Roxas creó con ambas llaves espada una bola de oscuridad gigante. Entonces Sergio tuvo una idea.

Sergio: ¡Ya lo tengo!

Nelly: ¿Eh? ¿Qué vas a hacer?

Sergio guardó la espada y el escudo, sacó su arco y disparó a Roxas con la Flecha de Luz logrando anular su ataque y aturdirle.

Nelly: Muy bien hecho Sergio.

De repente apareció el portal oscuro al que fueron arrastrados los guardianes.

Nelly: Mira Sergio, ha aparecido el portal donde fueron arrastrados los guardianes de los templos.

Sergio: Vamos allá. No hay tiempo que perder.

Sergio y Nelly fueron hacia el portal.

Continuará...